1. Haz una merienda sana


Cuando estamos intentando vernos más delgadas es muy fácil caer en el error de pensar que saltarnos comidas es la manera más fácil de perder peso y centímetros. Pero nada más lejos de la realidad. Las it-girls lo saben, y por eso toman una merienda. Lo que ocurre es que entre la comida y la cena hay un gran hueco de horas en las que no ingerimos nada.


Nuestro cuerpo entra en modo ahorro y ralentiza el metabolismo, haciendo que las calorías de la comida se almacenen en lugar de quemarlas. Si tomas una merienda (¡ojo, merienda sana!) a media tarde, el cuerpo sigue su funcionamiento normal, quema calorías y además no llegas con tanta hambre a la cena y es menos probable que te pases comiendo durante la noche.


2. Ten mucho cuidado con la sal (y el sodio)


La sal es uno de los principales culpables de la hinchazón abdominal. Cuando el sodio entra en nuestro cuerpo acumula agua a su alrededor. Por cada gramo de sal se acumulan 4 gramos de agua y aparece la retención de líquidos.


Las it-girls lo saben y por eso uno de sus trucos para un vientre plano es evitar la sal. Si quieres reducir tu consumo de sodio piensa que la sal es mucho más que esa pizca que echas a la ensalada. Cuando más procesado esté una alimento, más sal contendrá. Así que evita por norma general todo lo que venga en lata, envase de plástico o forma deshidratada y presta atención a las salsas, como la salsa de soja.


Trucos de it-girl para un vientre plano


3. Tranquilízate


Te estarás preguntando qué tiene que ver estar tranquila con el vientre plano. Pues mucho, querida amiga, porque cada vez que te estresas estás haciendo crecer tu abdomen. Esto se debe a una hormona, el cortisol, que se conoce como la hormona del estrés. Cuando esta hormona se segrega dentro de tu organismo, tu cuerpo se pone en modo alerta y acumula toda la grasa que puede en la zona de la barriga para poder usarla como energía más tarde.


El problema es que en el siglo XXI ya no es necesario salir corriendo de los depredadores ni cazar para alimentarse, y esa grasa nunca se llega a consumir. Así que en lugar de matarte en el gimnasio, intenta cambiar el chip para vivir más relajada y verás los resultados.


4. El té verde ayuda a quemar grasa


Los antioxidantes del té verde pueden ayudarte a conseguir un vientre plano, ya que aceleran el metabolismo y colaboran en el proceso de quemar grasas. Es evidente que dos tazas de té al día no sustituyen las sesiones regulares de ejercicio, pero sí ayudan a conseguir los resultados un poco más rápido y de una manera sana y natural.


Trucos de it-girl para un vientre plano


Estos son los trucos que usan las it-girls para tener un vientre plano. ¿Nos hemos dejado alguno? ¿Tienes algún secreto para mantener una buena línea? Cuéntanoslo en un comentario o en nuestras redes sociales. ¡Esperamos tu sabiduría!