1. Ármate de sentido del humor

Tanto si buscas una pareja estable como si quieres un rollo de una noche, tener sentido del humor es crucial para comenzar a ligar en Internet. Las personas positivas y simpáticas conocen personas con más facilidad y establecen relaciones de mayor calidad. Si consigues que se ría contigo, ganarás la competición entre los demás perfiles que rodean.

2. Encuentra un equilibrio entre hablar sobre tí misma y hablar sobre él

Esta regla es una de las principales y también una de las más complicadas. A la hora del chat debes intentar escuchar a la otra persona en lugar de hablar solo sobre ti. De esta manera se crea la confianza necesaria para que dos personas establezcan un vínculo más íntimo. Pero tampoco puedes esconderte o negarte a hablar sobre ti misma. Comparte detalles sobre tu vida personal siempre que sean relevantes y te sientas cómoda. Si te dejas conocer podrás enamorar a quien tú quieras.

3. Suéltate la melena y saca la pícara que llevas dentro

Ligar en Internet es mucho más fácil, y también divertido, cuando te desinhibes y te dejas llevar. Cuando te encuentres en la situación de charlar con alguien que te gusta, házselo saber. Descubre tus intenciones, sonríe mucho y haz que hablar contigo sea algo divertido que le apetezca hacer de nuevo cada día. Y así hasta que algún día decidáis continuar la conversación en la vida real.

Las 5 reglas que necesitas conocer si quieres ligar en Internet

4. Contén tu entusiasmo

Una de las peores cosas que te puedes encontrar a la hora de ligar en Internet es una persona pesada. Intenta no ser una de esas personas. Si la persona que te gusta no te contesta, no insistas demasiado. Puede que tenga algo que hacer o puede que simplemente no le apetezca hablar en este momento, y debes respetar eso. Piensa en cómo te sentirías tú si tu móvil sonara constantemente mientras cenas o mientras intentas ver una peli o mientras estás con amigas y no quieres que te molesten.

5. La paciencia es tu mejor aliada

Ligar en Internet es un proceso, y no siempre lleva el mismo tiempo. En ocasiones dos personas conectan desde el primer instante y saltan las chispas. Otras veces la conversación se prolonga hasta que los dos están convencidos de que les apetece estar juntos. Pero también puede ocurrir que el amor o la atracción simplemente no hagan acto de presencia. No pasa nada, ligar en Internet no es ningún cuento de hadas y no es necesario enamorarse perdidamente del primero que pasa. Así que ten paciencia, diviértete en el proceso y disfruta de todas las posibilidades que hoy en día Internet pone a nuestra disposición. ¡Esperamos que encuentres el amor!