1. Hazte amiga de la crema hidratante


El primer y más importante componente de tu kit de belleza otoñal es la crema hidratante. El cambio brusco de temperatura hará que tu piel se resienta, sobre todo en las partes expuestas al frío. Así que da amor a tu rostro y tus manos un poquito más que de normal. No es necesario que te gastes una fortuna en cremas muy potentes. Es más efectivo que elijas una crema con un olor y una textura que te gusta y que la uses siempre que puedas para hidratarte. Además, no olvides aplicar crema hidratante por todo el cuerpo después de la ducha, pues el contraste entre el agua caliente y la temperatura fría puede ser muy dañino para la dermis.


2. No guardes todavía el protector solar


En realidad, no deberías guardar el protector solar nunca, pero mucho menos en otoño. Es evidente que ya no vas a necesitar un factor de protección como el que te pones para ir a la playa. Puedes seguir protegiendo tu piel en otoño gracias a los productos de maquillaje con SPF o las cremas hidratantes fotoprotectoras. En otoño debes seguir protegiendo tu piel de los rayos del sol, pues aunque las temperaturas ya no sean tan altas, las radiaciones solares siguen siendo igual de nocivas. Un momento cada mañana para aplicar el protector solar puede evitarte muchísimos problemas de piel.


¿Ya tienes tu kit de cuidado de la piel para el otoño?


3. Mímate con un buen exfoliante


Sabemos que necesitas una excusa para darte mimos, y esta es una perfecta. El verano es muy divertido, pero también maltrata mucho la dermis. Al principio del otoño lo más normal es que te encuentres con impurezas, escamas, piel seca y muerta. Incluye en tu kit de belleza otoñal un exfoliante que puedas usar más o menos una vez a la semana para sanear tu piel y dejarla lista para el frío.


4. Hazte con un jabón neutro


En tu kit de belleza otoñal no puede faltar una buena limpieza. Después de todos los productos que debemos usar en nuestra piel, tanto durante el verano como el otoño, es necesario llevar a cabo una buena limpieza en profundidad. Elige un jabón neutro y suave con la piel para no desgastar más la dermis que ya está dañada. Recuerda que en otoño no es necesario tomar tantas duchas. El cambio de temperatura puede agrietar tu piel y ser muy dañino. Toma duchas cuando sea necesario y encuentra productos con ingredientes más naturales.


Estas son nuestras propuestas para los must-have de tu kit de belleza otoñal. Recuerda que para obtener los resultados óptimos es importante que lleves una dieta rica en vitaminas y antioxidantes que te cuiden también por dentro. ¿Nos hemos dejado algún componente esencial del kit de belleza para la piel? ¿Qué usas tú para cuidar tu piel en otoño? Cuéntanos tu sabiduría en los comentarios.